Casa Kettlun (demolida): el legado árabe en Recoleta

33 Visitas

Obra: Casa Kettlun (demolida en enero de 2016)

Ubicación: Santos Dumont 748, comuna de Recoleta (ver mapa)

Mandante: Enrique Kettlun Abud

Arquitecto: Juan José Morales García

Año: 1929-1930

fachada casa kettlun
Se aprecia con claridad la fuerza expresiva de la casona, sus detalles ornamentales y su posicionamiento socalzado y tras un jardín, siendo la única casa del sector en tener este particular emplazamiento. Foto de Sara Ruiz Carreras, Agosto 2013.

Antecedentes generales

Ubicada frente al Cerro Blanco, en un entorno actualmente degradado y en constante transformación, esta casa olvidada engalana el paisaje con su singular belleza, a los transeúntes que distraída -o apuradamente- deambulan por calle Santos Dumont. Sin duda, se trata de la construcción más vistosa y peculiar de su entorno, y a pesar de un triste y evitable deterioro, aún nos permite percibir su especial encanto y misterio.

frontis casa kettlun
Fotografía de Sergio López Retamal, Mayo 2014.

La casa Kettlun fue construida entre 1929 y 1930 por el arquitecto chileno Juan José Morales García (1895-1982), profesional discreto y largamente olvidado en la actualidad, pero que desarrolló una importante labor en el ámbito de la construcción residencial, entre las décadas de 1920 y 1950, especialmente en las comunas de Recoleta, Independencia, San Miguel y La Cisterna, barrios que habitó a lo largo de su vida y los cuales contribuyó a consolidar y urbanizar a través de sus obras (1).

El propietario y mandante de la casona fue don Enrique Kettlun Abud, inmigrante sirio nacido hacia 1883 en Homs, lejana ciudad de más de dos mil años de antigüedad, perteneciente en aquel tiempo al Imperio Otomano (2). Kettlun, industrial y empresario, llegó a Chile en 1904 junto a su familia (3), en una de las primeras oleadas de  inmigrantes árabes a Chile, provenientes de los distintos territorios ocupados por la dominación turca, y rápidamente consiguió labrar una considerable estabilidad económica, con lo que en cortos años pudo establecer sus negocios de telas y confecciones, y posteriormente montar su pequeña fábrica de medias, pañuelos y calcetines -hoy conocida como Pañuelos Cid- en los barrios cercanos al sector de Patronato y Recoleta, lugar de llegada y radicación de las principales colonias árabes de nuestra capital (4).

firma juan morales garcía
Firma del arquitecto Juan Morales García. Fuente: Planos de Alcantarillado y Agua Potable, Archivo Técnico ex-EMOS.

Ya establecido en nuestro país, con un negocio floreciente y ramificado (5) y una creciente familia, Enrique Kettlun mandó construir finalmente su casa particular, su fábrica y las viviendas para sus trabajadores, en un amplio terreno orientado hacia el Cerro Blanco, antiguamente de propiedad de don Edmundo Camus, y frente a la calle Santos Dumont (anteriormente llamada Avenida del Rosario). El programa arquitectónico del conjunto es complejo: Junto con la casa principal, y objeto de nuestra investigación, el terreno del señor Kettlun comprende también la fábrica, bodegas, jardines y otras dependencias, y junto a la casona, una edificación de dos pisos con diseño más simple y modesto, destinada a albergar a los empleados de la industria. Entre ambas construcciones principales, que dan a la calle Santos Dumont, se encuentra el acceso a la industria (con el N° 750), ubicada en la parte trasera del amplio predio.

fotografía enrique kettlun
Enrique Kettlun (sentado, al medio). Junto a él, sus socios de la Hilanderia de Lana de Kettlun, Chuaqui y Cía. Ltda.: Basim y Elian Chuaqui. Fuente: “Las Industrias de las Colectividades de Habla Árabe en Chile”, Marco Allél J., Sociedad Imprenta y Litografía Universo, Santiago, 1937, pp. 97.

Distribución y diseño

La arquitectura de la casona es especial y vistosa, y resalta fuertemente entre las modestas y casi anónimas construcciones del entorno. Su ingreso destacado, a través de un antejardín -es la única casa de su tipo en varias cuadras-, la elevación del primer nivel abalconándose sobre el jardín, a la manera de un piano nobile (6), la señorial escalinata de acceso, las amplias ventanas que acompañan la fachada, y especialmente, la gran terraza en el segundo nivel, son elementos que no pasan desapercibidos y dan cuenta de una especial manera de componer y diseñar la arquitectura residencial de la época. Pero también, la conjugación de actividades y programas casi opuestos dentro de un mismo predio urbano: casa principal, fábrica, bodega, jardines, y junto a ellos, las residencias de los trabajadores, son una visión distinta y poco frecuente de entender la utilización del territorio, la dinámica del trabajo y sus implicaciones urbanas tan distintas a la actual manera de configurar el sistema de ciudad. Posiblemente, el origen étnico de los propietarios y sus particulares formas de entender el trabajo -los oficios- y la producción, influyeron en esto.

plano segundo nivel
El plano muestra el segundo nivel. Fuente: Planos de Alcantarillado y Agua Potable, Archivo Técnico ex-EMOS.
plano del conjunto
Planimetría del conjunto: Se observa el emplazamiento de la casa principal. Fuente: Planos de Alcantarillado y Agua Potable, Archivo Técnico ex-EMOS.
plano viviendas de empleados
Plano de las viviendas para los empleados. En la zona posterior, estaba la fábrica del señor Kettlun. Fuente: Planos de Alcantarillado y Agua Potable, Archivo Técnico ex-EMOS.

El estilo arquitectónico del edificio se puede suscribir en el art-déco, lenguaje estético en boga en nuestro país en los últimos años de la década de 1920, y ampliamente utilizado por Morales en algunas obras del periodo; sin embargo, el tratamiento de vanos, accesos y cornisas decorativas, denotan un fuerte apego a las proporciones más clásicas y académicas, como en el uso de arcos de medio punto, utilizados en el acceso a la casa y en los ventanales principales que acompañan la fachada. Sin embargo, al acercarnos al edificio, sus muros nos cuentan algo diferente y audaz: al detenerse a observar la casa con detención, se puede percibir que cada parte de los paramentos exteriores -vale decir, toda la superficie de muro, incluyendo sus detalles ornamentales y decorativos- están texturados con diversos motivos, casi imperceptibles de lejos, pero que nos muestran la alta versatilidad y dominio de los artesanos estucadores de su tiempo, cuyos nombres, por desgracia, desconocemos. Esta forma de texturar los muros es un recurso no infrecuente en la obra de algunos arquitectos contemporáneos, y que podemos ver también en construcciones de Abraham Ratinoff, Natan Brodsky y otros.

texturas de muros
Con una luz tangencial se logran apreciar de mejor forma las texturas de los muros. Fotografìa: Sara Ruiz Carreras, Agosto de 2013.
escaleras del interior
Escalera al segundo nivel, finamente construida. Foto de Sara Ruiz Carreras, Agosto 2013.

El interior de la casa responde a las necesidades funcionales de una familia grande y acomodada: el primer nivel -o piano nobile, como decíamos-, posee los recintos principales: a ambos lados del pasillo de ingreso se ubican el dormitorio principal -con un vestidor incorporado y un baño- y el salón o estar. Luego, un amplio hall ceremonial donde se ubica la escalera al segundo nivel. Este es, sin duda, el espacio de mayor trascendencia de la casa, y actúa como gran articulador funcional de la distribución interior: entre los recintos posteriores y superiores más privados, los recintos más jerárquicos situados en torno al gran salón, y los servicios. Como un gran escenario, la escalera -finamente trabajada- se franquea por dos columnas de inspiración jónica, y un soberbio cielo artesonado. Tras esto, el gran salón comedor -que se abre al patio a través de un bow-window-, un segundo pasillo, y junto a él, las demás habitaciones y la cocina.

El segundo piso, recibe la gran escalera por medio de un hall de acceso, más pequeño que el inferior, y, alrededor de él, los dos dormitorios restantes y un baño. Tanto el hall y los dormitorios que lo circundan tienen salida a la amplia terraza -actualmente techada con un cobertizo metálico- que originalmente regalaba una generosa vista a la inmensidad del Cerro Blanco, situado exactamente al frente.

interior casa kettlun
Vista del salón. Fuente: www.casasantosdumont.cl

 

La decoración utilizada en el interior de la casa es más cercana al academicismo francés: molduras, zócalos y cornisas, mientras que el suelo de parquet de excelente factura posee diseños geométricos y un trazado en 45° con respecto a las habitaciones. Comentario aparte merecen la grandiosa mampara vidriada -con las iniciales del propietario E.K.- y los pequeños baldosines del pasillo principal, que poseen interesantes diseños de inspiración neo-medievalista.

monograma enrique kettlun
Detalle que realza y ennoblece la construcción, como el monograma del propietario, en la mampara de acceso. Foto Sebastián Aguilar Orozco, Agosto 2013.

Análisis final

El estado reciente de la casa Kettlun no es el mejor. Debido a su reutilización como salón de eventos y fiestas (7), ha sido ampliada y modificada en numerosas ocasiones, especialmente en su parte posterior, donde se han ido agregando recintos más livianos, de escaso valor estético y peor ejecución técnica. El gran hall interior ha sido integrado al salón a través de la apertura de un gran espacio en el muro divisorio. Así también, uno de sus elementos más notables: su hermosa terraza pergolada orientada al Cerro Blanco ha sido reemplazada por una vulgar marquesina metálica tipo galpón. Como si esto fuera poco, el antejardín se modificó con la incorporación de una rampa de acceso, y algunos detalles como los muros y los accesos denotan descuido y deterioro. Sin embargo, la casa permanece enhiesta y noble. Sus fachadas, con su particular trabajo de estuco, permanecen con su color original lila con beige -la técnica usada por los maestros y albañiles era la de aplicar tintes y colorantes al cemento, y luego en fresco, dibujar los diferentes motivos texturados en las diferentes secciones de muro- y en general, los añadidos y modificaciones, a pesar de todo, son aún remediables y recuperables para devolver la necesaria dignidad al conjunto. En la actualidad, la casa, junto al resto del complejo del que fuera parte, pertenece a la misma familia Kettlun, quienes a través de sus descendientes, aún mantienen bodegas y oficinas y continúan en la misma actividad que fundara don Enrique (8).

baldosín casa kettlun
Baldosines en el pasillo principal, de misteriosos y lúdicos diseños. Foto de Sara Ruiz Carreras, Agosto 2013.

Por desgracia, esta propiedad, que en la actualidad es una de las pocas casonas palaciegas sobrevivientes del sector de la Chimba, se encuentra sin ningún tipo de protección municipal, y está rodeada por un entorno en deterioro, sin destino ni orientación claros, y a expensas del mercado, la indiscriminada construcción de bodegas y locales comerciales, y, más peligroso aún, amenazada por la creciente irrupción inmobiliaria que ya ha atacado varias manzanas cercanas. Es vital poner en evidencia esto, devolver la dignidad y el valor a esta antigua casona, la más hermosa de su entorno, y sin duda, una histórica evidencia del progreso y pujanza de los inmigrantes árabes en la ciudad de Santiago.”

Actualización: Lamentamos informar que la Casona Kettlun fue demolida en el mes de enero de 2016. Compartimos una imagen de tan irreparable pérdida.

casona kettlun
Fotografía: Sebastián Aguilar O. 2016.

Galería fotográfica


Fotografías de la galería

Sebastián Aguilar Orozco, Agosto 2013. Sergio López Retamal, Mayo 2014. Sara Ruiz Carreras, Agosto 2013.

Texto

Sebastián Aguilar O.

Referencias y fuentes

1- Juan Morales García fue titulado el año 1920 en la Universidad Católica de Chile, y junto con el ejercicio libre de su profesión, también participó como Arquitecto de la Dirección General de Obras Públicas, donde tuvo a su cargo numerosos trabajos en las ciudades de Talca y La Serena. Entre sus obras más destacadas en la capital, figuran el Teatro Valencia, frente a la Plaza Chacabuco, en Independencia, la Fábrica Nacional de Colchas en la Av. México, en Recoleta (1937), y el singular edificio de departamentos de San Pablo con Hermanos Amunátegui (1955), famoso en la memoria colectiva de los capitalinos debido al singular mural de mosaicos situado en la esquina. Véase: http://urbatorium.blogspot.com/2012/03/el-edificio-del-dragon-de-san-pablo.html#.U3MQ5vldWSo.

2- El período de dominación turco-otomana duró hasta 1923, en que los territorios de Siria y Líbano pasaron al Mandato Francés, hasta conseguir finalmente la independencia en 1946. En la actualidad el territorio de la actual Siria -y entre ellas, la antigua ciudad de Homs- se encuentra bajo una cruenta y dolorosa guerra civil, aún sin terminar.

3- Enrique Kettlun tuvo un hermano, Salvador, llegado a Chile en 1905. Se casó con doña Wagiha Schain (igualmente nacida en Siria) y tuvieron 4 hijos: Georgina, Leoni, María y Jorge Kettlun Schain. Asimismo, cumplió importantes funciones en las actividades de la colonia siria residente. Fue miembro fundador y presidente, tanto del Club Sirio de Santiago, como de la Sociedad Juventud Homsiense, entre otras instituciones. Fuente: “Guía Social de la Colonia Árabe en Chile”. Recopilación y Dirección: Ahmad Hassan Mattar, Imprenta Ahués Hnos., Santiago, 1941, pp. 192, 194 y 269.

4- Según los datos obtenidos en fuentes documentales de la época, en la primera mitad del siglo XX, la calle Santos Dumont albergó a numerosas familias de origen árabe, incluyendo a la madre de la señora Schain (N° 505). Fuente: “Guía Social de la Colonia Árabe en Chile”, pp. 317.

5- Entre los demás negocios de don Enrique Kettlun, figura la Hilanderia de Lana de los señores Kettlun, Chuaqui y Cía. Ltda., ubicada en la Av. Irarrázaval 2641, con sus socios Basim y Elian Chuaqui. Fuente: “Las Industrias de las Colectividades de Habla Árabe en Chile”, Marco Allél J., Sociedad Imprenta y Litografía Universo, Santiago, 1937, pp. 97.

6- Piano Nobile (del italiano: Piso Noble), se refiere al piso o nivel principal de la propiedad, generalmente destacado, más ornamentado, de cielos más altos, y elevado del suelo natural a través de un zócalo. Este recurso formal y jerárquico para disponer los espacios se usó principalmente en la arquitectura residencial europea desde el renacimiento hasta la aparición del Movimiento Moderno, en los primeros años del siglo XX.

7- Para mayores datos, incluyendo más fotos interiores del recinto, véase www.casasantosdumont.cl

8- Para mayores datos, véase: www.exception.cl/historia.htm. La razón social propietaria de la fábrica (Santos Dumont N° 750) es Enrique Kettlun y Cía. Ltda. Las marcas que aún mantiene la sociedad son Exception, Kettex y Pañuelos Cid, esta última con más de 90 años de existencia ininterrumpida.

Mapa

Comparte:

1
Comparte tu opinión

avatar
1 Hilo del comentario
0 Respuestas al hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentario más activo
1 Autores de comentarios
Patrimonio Urbano Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
Más recientes Más antiguos Más votados
Notificar de
Patrimonio Urbano
Admin

Comentarios previos a la actualización. – Margaret Opazo (https://www.facebook.com/margaret.opazo) Lamentable su demolición. Alcance a conocerla por fuera poco antes de su demolicion. Gracias a las fotografías, conocí su interior, Bellísima, era única en su sector. Gracias por toda la documentación histórica, patrimonio que alguna vez será valorado. – Fernando Poblete (https://www.facebook.com/fernandopobletehernandez1) yo vivi en esa casa cuando chico, hace pocos dias pasé y quise ver como estaba la casona para mostrarla a mi señora, se me cayó el pelo al ver que ya habia desaparecido, era hermosa, unos techos altos, gran parque interior, arquitectura de las que ya no existe…… Leer más >