Colectiva/Social
20Dic2013

Cité Santa Teresa: el ladrillo como expresión arquitectónica

Visitas: 2174 hits   

Obra: Cité Santa Teresa
Ubicación: Calle Claudio Gay 2747 al 2771, Santiago
Arquitecto: Augusto Knudsen Larraín
Mandante: Orozimbo Garcés Vera
Año: 1924
Unidades: 11 viviendas

2013 cite santa teresa sao 01

Ubicado en calle Gay, casi llegando a Bascuñán Guerrero, es donde se emplaza este singular conjunto, compuesto de un edificio de 4 viviendas de dos pisos, y tras él, un cité interior, compuesto a su vez de 7 unidades. Muy discreto, la verdad, pasa casi desapercibido para el peatón, semioculto tras frondosos árboles. Pero al acercarse, nos damos cuenta de la presencia de una construcción de gran calidad, y bellos detalles, que iremos enumerando poco a poco.

El edificio en cuestión, fue encargado por don Orozimbo Garcés Vera y construido el año 1924. Su arquitecto fue don Augusto Knudsen Larraín, del cual ya hablamos brevemente, en un anterior artículo sobre el Edificio Knudsen en calle Lira (ver artículo). Este profesional, chileno pero de ascendencia danesa, es muy poco conocido en la actualidad, a pesar de ser autor de importantes obras que engalanan la ciudad, edificios, residencias colectivas, casas lujosas para la aristocracia santiaguina, y también conjuntos arquitectónicos de diverso tamaño (1). En esta obra, Knudsen da cuenta de su particular tratamiento del lenguaje arquitectónico, destinado en este caso, a la vivienda obrera, de carácter más modesto y simple, pero sin perder la belleza y la necesaria dignidad arquitectónica.

2013 cite santa teresa sao 06

Estéticamente, el edificio, construido en albañilería reforzada, y manteniendo el ladrillo artesanal a la vista, se acerca al estilo neocolonial español, destacando como eje compositivo principal, su gran acceso en forma de arco, por medio del cual se accede por un largo zaguán techado, al cité interior. Axialmente, sobre el cité, se va jerarquizando visualmente la fachada mediante un frontón bellamente diseñado. A ambos lados del acceso principal, puertas y ventanas de acceso a las viviendas, y en el segundo piso, balcones con rejerías de gran calidad. La reja de entrada al cité, y la forja de los balcones, configuran tal vez los únicos elementos verdaderamente decorativos del conjunto, en oposición a los rugosos muros de albañilería, que componen la construcción. Tal como en otras obras de vivienda colectiva de Augusto Knudsen, el ladrillo visto, las terminaciones simples pero elegantes, y algunos pequeños detalles ornamentales, finamente trabajados, dan cuenta de su particular forma de componer y configurar su arquitectura.


2013 cite santa teresa src 05

El interior del cité es aún más simple, pero no por ello menos interesante. Sus casas, de un piso, mantienen la expresividad propia de la albañilería de ladrillo, pero su tratamiento compositivo es más rígido y austero, conformando cornisas y zócalos rectos a lo largo de los cuales van apareciendo ventanas y puertas, que contrastan con el interesante coronamiento de inspiración barroca que engalana la entrada.

del libro cite santa teresa 01 del libro cite santa teresa 03  del libro cite santa teresa 02
Fuente: Inventario de una Arquitectura Anónima”, Cristián Boza Díaz y Hernán Duval Valenzuela, Empresa Editorial Lord Cochrane, Santiago, 1982, página 61.


cite sta teresa planta patrimonio urbano

La distribución interior de las casas del cité, es bastante sencilla, tal vez un poco mezquina para las necesidades de una familia más extensa, pero cómoda y sin duda una digna opción de vivienda para personas solas o parejas sin hijos -lo cual lo hace una solución arquitectónica totalmente vigente, dado la enorme oferta inmobiliaria por esta clase de recintos-. Al ingresar a las casas, a través de un zaguán, aparece un pasillo, y a través de él, las habitaciones: el dormitorio principal, living-comedor, y, alrededor del patio, el baño, la cocina y una última pieza de menores dimensiones. Asimismo, el estudio de los planos originales da cuenta de una especial complejidad. Aunque a simple vista no se aprecia, las casas de un lado del cité son más grandes que las del otro lado, debido a una pequeña irregularidad en la forma del terreno. Esto genera que las casas más grandes, las del lado izquierdo, tengan un curioso patio con un lado oblicuo, terminado -o comenzado, más bien- en punta, mientras que las del costado derecho, más pequeñas, cuentan con un patio de sección cuadrada, y de menores dimensiones. Para solventar esta diferencia de tamaños, se produce una asimetría entre las viviendas de cada lado: cuatro unidades al lado izquierdo, y tres al lado derecho, lo que en la práctica genera que la distribución de vanos y accesos sea distinta para cada lado. Todos los patios, eso sí, cuentan con amplios aleros, que permiten de algún modo guarecerse del clima y sus inclemencias, pero que se transforman en una solución poco práctica para las necesidades actuales, aunque fácilmente reparables transformando, por ejemplo, esta amplitud del alero, en una galería acristalada, para llegar a las últimas habitaciones.

firma knudsen patrimonio urbano

Las viviendas por calle Gay, en cambio, muestran una distribución algo más extensa y cómoda, pensada para familias más grandes, o con mayor poder adquisitivo. Acá se presenta la composición de dos casas de altos y dos de bajos -estas últimas, con patio interior- conformadas de manera estrictamente simétrica. El orden interno en ambos casos es más bien sencillo, orientando las habitaciones principales al exterior y las secundarias al patio interior, y hacia el cité. Se accede a las casas bajas desde la calle por medio de un zaguán y pasillo, desde el cual se ingresa al living o estar. Luego, a través del hall interior, se puede acceder al dormitorio principal, al comedor, al patio y a los servicios -incluyendo despensa-, así como a la habitación secundaria. En cambio, en las casas de altos, luego de subir la escalera, aparece primero el hall de distribución, y de allí, un ordenamiento similar al piso inferior. Estas casas superiores, son las más ventajosas desde el punto de vista de la cantidad de recintos, al tener una habitación más, situada sobre el acceso principal al cité, permitiendo albergar familias más numerosas.

cite sta teresa plano patrimonio urbano

Por desgracia, el conjunto está muy deteriorado en la actualidad. Años de descuido y desprecio por parte de sus propietarios, a pesar de su buena construcción y sus innegables valores urbanos y arquitectónicos, han hecho mella en sus interiores, no así en su estructura general, que se aprecia en muy buen estado, por lo menos a simple vista. Las casas, tanto del cité como del

edificio principal por calle Gay, han estado abandonadas por años, siendo recientemente -en este último mes- ocupado de manera irregular por algunas familias. En una visita inspectiva realizada hace unos días, pudimos entrar a una de las viviendas del cité, y darnos cuenta, por un lado, de las verdaderas dimensiones de la arquitectura pensada para las casas, pero por otro, del deplorable estado interior, aunque necesariamente reparable o transformable. La fachada principal, a pesar del abandono general, está en buen estado, y muchos de los detalles y terminaciones originales, se conservan intactos, incluso las rejas y balcones, de bellísima factura, las puertas y ventanas, y la placa situada sobre el acceso, con el nombre del cité -bautizado así en honor a doña Teresa Ugarte, esposa del propietario original-. La techumbre, originalmente de tejas, ha sido reemplazada en algunos puntos por planchas de zinc, evidenciando una vez más el cruel destino que ha sufrido el edificio, el que sin embargo resiste y nos conmueve aún con sus delicadas líneas y su sobria arquitectura pensada para la incipiente vivienda social de aquellos años.

2013 cite santa teresa src 06

Ante esta realidad, creemos de suma urgencia rescatar y restaurar (2) este edificio, salvar y poner en su justo valor sus particulares conformaciones estéticas, su sobria arquitectura, discreta pero de gran interés, devolver la dignidad e importancia de la antigua vivienda de interés social -absolutamente vigente en la actualidad, como decíamos- y de este modo, contribuir a la revitalización de un barrio alicaído, con un destino incierto, y en progresivo deterioro y transformación.

Cité Santa Teresa - Arquitecto Augusto Knudsen L.


(1) Entre los edificios construidos por don Augusto Knudsen, junto con el edificio de calle Lira, de su propiedad, figuran el Palacio Mac-Clure, en Av. República esq. Gay (1923), su propia residencia particular de estilo plateresco colonial en calle Monjitas 382 y 386, y el conjunto de chalets de don Cantone Nicoreanu en el Barrio Residencial Los Leones en Providencia. Por otro lado, entre sus conjuntos de vivienda colectiva, cabe mencionar la pequeña Población Ugarte (1925-1926), en calles Antofagasta, San Vicente y Fresia, compuesta de 58 casas económicas de ladrillo, de propiedad de las hermanas María del Socorro Ugarte Tagle de Reyes y María Teresa Ugarte, esta última, esposa de don Orozimbo Garcés.

(2) Por todas las cualidades antes descritas, y a pesar del triste abandono y de la reciente ocupación irregular del edificio, el Cité Santa Teresa fue declarado Inmueble de Conservación Histórica en el PRC de Santiago, con fecha Septiembre de 2011.


Fotos de la galería: Sebastián Aguilar O. Julio de 2013 - Sara Ruiz C. Noviembre de 2013.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar