Colectiva/Social
04Nov2013

Pasaje Baldomero Lillo: "art-decó" en Independencia

Visitas: 1533 hits  

Obra: Pasaje Baldomero Lillo (ex José Tomás Ovalle)
Ubicación: Av. Independencia 1387 al 1405, Comuna de Independencia
Arquitectos: Rigoberto Correa Gómez + Esteban Barbieri Masolini
Mandante: Ismael Guzmán Cruzat
Año: 1928


2013 pasaje baldomero lillo 21

Dentro de la diversa tipología de pequeñas calles, cités, pasajes y agrupaciones urbanas, el conjunto Baldomero Lillo se nos presenta como uno de los más interesantes y estéticamente más evolucionados. Situado en la Av. Independencia, a la altura del N° 1400, ya pasados los hospitales y la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, se abre este desconocido -para la mayoría de la gente- espacio urbano. Originalmente llamado José Tomás Ovalle, en honor al antiguo presidente interino que gobernó el país entre 1829 y 1831, posteriormente su nombre fue cambiado para homenajear al destacado escritor don Baldomero Lillo (1867-1921), tal vez el más destacado cronista de la durísima vida de los mineros del carbón en Lota.

El pasaje, y las casas que lo enmarcan, constituyen un particular rincón de la ciudad, de innegable valor e interés patrimonial. Estéticamente resuelto en el estilo art-déco, de marcada pero efímera presencia en la estética visual de los años 20, y que en Chile tuvo su apogeo indiscutido entre finales de la década de 1920, y principios de la década siguiente, situándose históricamente como una suerte de articulador entre el art-nouveau y el movimiento moderno y el racionalismo, que en alguna medida adoptó las vestimentas del art-déco para humanizar y dotar de algún lenguaje formal y decorativo a la naciente modernidad arquitectónica.

28Oct2013

Pasaje Leonor Cepeda (Población Carrión): un olvidado y amenazado conjunto

Visitas: 2258 hits  

Obra: Población Carrión
Ubicación: Calle Carrión, alt. 1608 y Pasaje Leonor Cepeda, Comuna de Independencia
Arquitectos: Alfredo Benavides Rodríguez + Carlos Vera Mandujano
Mandante: Rodolfo Michels Cabero
Contratistas: Forteza Hnos.
Año: 1927-1928

2013 pasaje leonor cepeda 03

Situado en la comuna de Independencia, en un gran terreno con frente a la calle Carrión, entre las Avenidas Independencia y Fermín Vivaceta, barrio diverso y heterogéneo que transcurre sus días entre lo industrial, lo comercial y lo habitacional, se yergue el interesante conjunto arquitectónico que hoy nos convoca: la Población Carrión.

El conjunto, edificado entre 1927 y 1928, fue encargado por don Rodolfo Michels Cabero (1895-1966), ingeniero y empresario chileno de ascendencia norteamericana y peruana, que llegó a ser diputado y senador, en las décadas de 1930 y 1940. Los arquitectos que estuvieron a cargo del conjunto fueron Alfredo Benavides Rodríguez (1894-1959) y Carlos Vera Mandujano (1894-1970). Ambos, de destacada labor profesional, académica y gremial, titulados en la Universidad de Chile, participaron en la construcción de importantes edificios tanto en Santiago como en provincias.


En el caso de Alfredo Benavides, arquitecto prolífico y de larga trayectoria, fue el autor del antiguo Teatro Nacional, en la Av. Independencia, demolido hace pocos años a pesar de su innegable importancia patrimonial, y del edificio de la Dirección General de Investigaciones, en calle General Mackenna, así como de varias casas, iglesias y mausoleos. Asimismo, fue un destacado investigador de la historia de la arquitectura colonial en Chile, y profesor en la U. de Chile en dichas materias durante varios años. Por otro lado, Carlos Vera destacó en la construcción de numerosos edificios céntricos, la transformación del Hotel Astur de Valparaíso, varios teatros (Cariola, Bandera y Las Lilas), y sobre todo en el proyecto definitivo del Barrio Cívico de Santiago, según las ideas dejadas por el destacado urbanista vienés Karl Heinrich Brünner.


2013 pasaje leonor cepeda fotos libro 04

Las 28 casas de la Población Carrión se organizan en torno a un pasaje nuevo, más bien una calle, Leonor Cepeda, de unos 100 metros de largo, y con árboles frondosos a pesar de sus pequeñas veredas. Estructuradas en base a viviendas dobles, tienen la particularidad de situarse en la línea de fachada (es decir, sin antejardín delantero), pero al estar pareadas, dejan amplios patios laterales, con lo que la continuidad de la vereda, se aúna con los patios interiores, conformando una agradable condición urbana. Las casas, de dos pisos y albañilería de ladrillo a la vista, dan cuenta de la simple pero muy acertada postura estética seguida por sus arquitectos, que conforman así un particular paisaje urbano, de gran calidad, muy escaso en la actualidad y casi descontextualizado del sector donde se emplaza, lo que le otorga un particular valor.

La forma de las viviendas es bastante simple; resaltan en ellas sus accesos, situados en los costados, a través del antejardín lateral; sus vanos y ventanas, con pequeños elementos ornamentales: bordes, simples cornisamentos de ladrillo y aleros, en los muros laterales y traseros, que configuran su lenguaje estético, sencillo pero no exento de belleza y proporción. Y como único elemento directamente decorativo, es la particular forma del frontón que agrupa cada par de viviendas; de lejanas reminiscencias bávaras u holandesas. Asimismo, sus ventanas y postigos de madera, sus rejas y cierros (originariamente de madera), y la nobleza del ladrillo sin revocar, completan su particular aspecto, y le otorgan al conjunto una singular belleza, la que aún podemos observar, a pesar de los años, las modificaciones y ampliaciones, que han alterado casi la totalidad de las viviendas. Interiormente, según los planos que pudimos observar, se percibe un orden igualmente sencillo: estar, dependencias comunes y cocina en el primer nivel, y los dormitorios en el segundo, y gracias a su distribución generosa en el terreno, cada vivienda recibe luz y aireación durante todo el día, a pesar de sus pequeñas ventanas. No obstante, la frágil armonía del sector ya está siendo amenazada por la vorágine inmobiliaria, tanto en las cercanías del conjunto, como en el mismo pasaje (Leonor Cepeda), específicamente en el terreno situado al final de la calle, y que durante años albergó instalaciones industriales que no interferían con la armonía visual y el equilibrio urbano, ahora alberga la construcción de un edificio de altura, de 22 pisos, como los que ya nos tienen acostumbradas las inmobiliarias, en éste y otros barrios.

2013 pasaje leonor cepeda fotos libro 02 2013 pasaje leonor cepeda fotos libro 03
Fuente: “Inventario de una Arquitectura Anónima”, Cristián Boza Díaz y Hernán Duval Valenzuela, Empresa Editorial Lord Cochrane, Santiago, 1982, página 30.

Sin embargo, y a pesar de esta penosa realidad, la Población Carrión sigue permaneciendo como uno de los rincones urbanos más interesantes de la comuna de Independencia, y como un patrimonio innegable para toda la ciudad, a pesar del olvido y del abandono.


Fotografías de la galería, Sebastián Aguilar O. Agosto de 2013.